Norma IRAM de Eficiencia Energética en edificios

La pronta entrada en vigencia de la norma IRAM 11900 “Etiqueta de eficiencia energética de calefacción para edificios” establece que todos los edificios del país se clasificarán de acuerdo a un índice que depende de la transmitancia térmica de los componentes con que éstos han sido construidos. Cumpliendo con el objetivo de informar el nivel de aislación de las paredes y techos y la cantidad de energía que se necesita para calefaccionarlo, ya que una vivienda con estas características permite un ahorro energético de hasta el 60 por ciento.

Propuestas de este tipo ya se vienen aplicando hace varios años en el etiquetado de electrodomésticos que permite que los usuarios puedan comparar entre artefactos de igual prestación, cuál es el consumo de energía en cada caso.

Recientemente esto fue extendido también a los edificios, a partir de la aprobación de la norma IRAM.

El país ahora cuenta con un protocolo e indicadores de etiquetado de edificios a fin de regular la eficiencia energética en calefacción.

Estas medidas son avaladas y controladas por la Secretaría de Energía de la Nación y el Ente Regulador de gas, con el fin de que cada edificio esté categorizado energéticamente al momento de pedir la instalación del medidor de gas.

Dichas medidas tienen como objetivo establecer dos cosas: la metodología de cálculo del nivel de eficiencia energética de los edificios susceptibles de ser calefaccionados y las características de la etiqueta de eficiencia energética.

La etiqueta a través de la cual se clasificaría la eficiencia tendrá una letra que estará dentro de una escala de ocho niveles, identificados con las letras A, B, C, D, E, F, G y H, donde la letra A se adjudicará a las envolventes de los edificios más eficientes y la letra H a los menos eficientes.

Fuentes:
Ministerio de Planificación Federal. Inversión Pública y Servicios. Secretaría de Energía
http://www.isover.com.ar/novedad29.html

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

busy